Estudios de género en matemática educativa



Descripción general

Las diferencias de género son una construcción socio-cultural elaborada a partir de las diferencias sexuales. Partiendo de éstas se han ido delimitando histórica y socialmente los distintos roles que hombres y mujeres tienen en las sociedades y el valor que se les atribuye. Al ser un constructo socio-cultural, las diferencias de género se reproducen mediante la educación que tiene, entre otros, el propósito de mantener y transmitir los valores culturales que dominan en cierta sociedad. Una institución encargada de transmitir la cultura y los valores es la escuela que, con sus normas y contenidos curriculares, es también una reproductora de las diferencias de género. Es de suma importancia conocer la relación entre escuela y diferencias de género y, en particular, estudiar la relación entre las matemáticas escolares (su enseñanza y su aprendizaje) y las diferencias de género. En las últimas cuatro décadas ha habido una cantidad considerable de estudios en este sentido, en distintos países, pero no ha sido así en México. A pesar de ello, a partir de las pocas investigaciones realizadas sabemos que existe una desigualdad de comportamiento en el rendimiento matemático y esta se manifiesta conforme, en la adolescencia, se va sintiendo el peso de la identidad de género vehiculada por la familia, los iguales, los medios de comunicación, las expectativas sociales sobre lo que es y debe ser una persona en cuanto a su ser social masculino o femenino.

Justificación

A pesar de que actualmente las mujeres se integran activamente al campo laboral y profesional y comenzamos a observar una notable (sin dejar de ser minoría) cantidad de mujeres en puestos de poder, sigue manteniéndose una marcada segregación profesional y laboral por género. Las mujeres siguen siendo minoría en áreas como matemáticas, física, ingeniería o tecnología y superan por mucho a los varones en los sectores educativos y administrativos (INMUJERES, 2013). A pesar de que las mujeres comienzan a tener una presencia que se iguala con la de los varones en las carreras de matemáticas que imparten las universidades, al avanzar a otros niveles el porcentaje se reduce considerablemente. Por ejemplo, a nivel de doctorado las mujeres representan aproximadamente el 25% de la población total. Esto, a pesar que en todos los niveles educativos las mujeres muestran una eficiencia terminal superior a la de los varones.

Esto pone en evidencia que la sociedad está perdiendo constantemente mujeres talentosas en matemáticas y esto es provocado, entre otras, también por una educación escolar fuertemente estereotipada.

El Sistema Patriarcal que posterga a la mujer a un lugar secundario y dominado, continúa vigente, incluso en los contextos occidentales avanzados y concienciados. El molde antropológico en el que ha vivido la Humanidad desde sus orígenes, no es fácil de desmontar y transformar para dar lugar a otro molde social. El Género sigue siendo el vertebrador más fuerte de la sociedad, el más estructurante, incluso más que la clase social, etnia, religión, entre otros.

Métodos y tipos de resultados que se espera desarrollar

Combatir los estereotipos de género y el sexismo en y a través de la educación es una estrategia del Consejo Europeo para la Igualdad de Género (2014-2017). En suma, habitamos en modelos culturales occidentales fuertemente sensibilizados contra la discriminación de género.

Hay que reconocer que las matemáticas y su enseñanza han contribuido a promover cierto tipo de selección y discriminación, asociando, por ejemplo, un buen resultado en el aprendizaje de esta materia de estudio con la inteligencia de las personas y, desafortunadamente han sido también un vehículo importante para fortalecer las diferencias de género. Es necesario investigar cómo se dan estos procesos para proporcionar elementos que ayuden a propiciar una instrucción matemática encaminada a la equidad de género. Se necesita una instrucción capaz de diagnosticar y controlar los sesgos de género en relación a las matemáticas, lo que puede volver al revés la interrogante típica de

¿Por qué las niñas no aman las matemáticas?

a esta otra

¿por qué las matemáticas no han amado a las niñas?

Los principales métodos que utilizamos para caracterizar el binomio matemáticas/género son diversos dependiendo del objetivo de la investigación: desde biografías a entrevistas, desde observaciones en clase hasta mediciones usando escalas ya establecidas o diseñadas con propósitos específicos para poblaciones específicas.

El objetivo principal es establecer y caracterizar la relación que se va estableciendo entre matemáticas y género a fin de proponer políticas públicas que favorezcan la equidad de género en nuestro sistema educativo en todos los niveles.


© Copyright 2008 - 2016 Departamento de Matemática Educativa - Cinvestav, IPN
Av. Instituto Politécnico Nacional 2508, Col. San Pedro Zacatenco 07360
México, Ciudad de México
E-mail: matedu@cinvestav.mx Teléfonos: (52) + (55) - 57.47.38.15

Términos de Uso | Contacto